Páginas vistas en total

jueves, 2 de marzo de 2017

Carros de Foc en esquís

Los Carros de Foc en invierno, es la travesía en esquís por excelencia del Pirineo Oriental.
Se desarrolla en el extraordinario ambiente del Parque Nacional de Aigües Tortes i Estany de Sant Maurici, el cual es recorrido por completo en una ruta circular que dibuja un trazado de excepción en el que se engarzan los nueve refugios existentes en su espacio.
Aigüestortes, es uno de los mejores lugares para la práctica del esquí de montaña. El entorno que lo compone y la orografía de sus montañas, deleita a todo esquiador o excursionista que se adentre en su maremagnum de picos, valles y lagos.

Para conocer su historia hay que remontarnos al verano de 1987, en el que algunos guardas de refugio del parque Nacional realizaron la ruta que une los nueve refugios del tirón, bautizándola con éste nombre. Es el momento en el que nacen los Carros de Foc.
Una de las travesías más bellas de los Pirineos, que nos llevará a través de los paisajes de este parque nacional, a foquear y buscar los mejores descensos, a abrir huella por solitarios valles y también a descansar en los confortables refugios del Parque.  Una experiencia que nos dejará un recuerdo profundo.

Agujas de Amitges

La ruta se puede comenzar en cualquiera de los 9 refugios, si bien el que menos aproximación tiene es el de Ernest Mallafré, situado en la zona oeste del Parque próximo al pueblo de Espot. En nuestro caso entramos por el norte, desde la localidad aranesa de Arties.
Si no se conoce la zona veo muy práctico el track para el GPS o para el teléfono, el cual no se nos agotará al poderlo cargar cada noche en los refugios. 

La duración de la excursión, con tantos puntos para pernoctar, es totalmente flexible. Desde hacer la vuelta completa en menos de 24 horas, hasta en seis días. Nosotros empleamos cuatro jornadas.
La dificultad de los carros de foc en esquís está catalogada como media. Transitaremos casi siempre por encima de los 2000 metros y los collados están entre los 2500 y los 2700 metros. Por encima están las cumbres cercanas que podemos hoyar complementariamente. 
El material que nos exige es el de toda travesía en esquí. Siempre  ARVA, pala y sonda más crampones y piolet. En el recorrido no atravesaremos por zonas de glaciar con lo que no necesitaremos material para ello.

El TRACK  del recorrido lo podéis descargar aquí en varios formatos.

 Y este sería el perfil de la actividad
Un total de 74 kilómetros y algo más de 12.000 metros acumulados

Esta excursión se puede hacer en ambos sentidos de las agujas del reloj. Debemos prestar atención al boletín de aludes, ya que esquiaremos en todas las vertientes. En este enlace te dan la predicción en el Valle de Arán actualizada. http://lauegi.conselharan.org/

La mejor época para realizar esta actividad es en el mes de febrero y hasta la mitad de marzo. En estas fechas encontraremos la nieve suficiente en los collados y podremos cruzar los lagos por encima de ellos. A parte de esto, al final de estas fechas, los refugios cierran a diario y solo suben los guardas si tienen reservas de grupos grandes o en fin de semana. En febrero, están casi todos guardados todos los días.
Para tramitar las reservas hacedlo con antelación y a través de la central de reservas.

Como últimas recomendaciones, recordad que el recorrido en invierno no está balizado. Si no está pisado o no disponemos de GPS, debemos saber orientarnos en tramos, a veces laberínticos, para dirigirnos a los collados correctos para cambiar de valle o bajar a los refugios. Si queremos asegurar la actividad con la contratación de un guía lo podemos hacer aquí;  https://www.carrosdefoc.com/reservas/.

Descripción de nuestra ruta

Dejamos el coche en la pista que sale de Artíes hacia el sur (bien señalizado Restanca-Montardo), a la altura de las bordas de la Artiga, donde comenzaba la nieve. En 20 minutos pasamos el pont de Ressèc y seguimos foqueando por la pista hasta una cabaña que hay a la izquierda (cartel indicador) y que marca el comienzo de la subida por el bosque hasta el refugio de la Restanca. 
La pista que une Artíes y el pontet de Rius, camino de la Restanca

Remontamos los 350 metros del bosque siguiendo la marcada traza y llegamos a la presa de la Restanca, la cual cruzaremos para acceder al refugio. El primero de los nueve y el situado más al norte.
Al final de la presa se aprecia el refugio de la Restanca y encima, iluminado aún por el sol, el Montardo

La mañana siguiente nos elevamos por la pala que sube a la izquierda del refugio para alcanzar el cap deth Port y atravesar el lago de mismo nombre en un ascenso suave hasta el collado d´Oelhacrestada.
Una vez en el collado -que se ve en la foto de arriba- si giramos a la izquierda nos encaminamos hacia la ruta normal del Montardo, que ya conocemos. Esta vez subiremos a la Tuca des Monges (2699 m) justo a la derecha del collado y también muy esquiable.
En el collado d´Oelhacrestada, con las agujas de Travessani en frente. Al fondo, muy desdibujada, la Punta Alta de 3014 m.

Desde la Tuca des Monges, o desde el collado d´Oelhacrestada, tomaremos las agujas de Travessani como referencia, ya que a su altura a la izquierda, y tras cruzar dos pequeños estanys -Monges y Travessani- encontraremos el refugio Ventosa y Calvell a 2219 m. 
Pasamos este segundo refugio y nos dirigimos a uno de los collados más famosos de la ruta, el Col del Contraix (2748 m).
Pasamos por el estany gran de Colieto y remontamos el largo valle de pendiente constante hasta el último repechón que supone llegar al col del Contraix.
Una vez en el collado nos esperan casi 800 metros de desnivel de esqui por terreno muy variado. La salida del Contraix con nieve muy dura,  luego amplias palas, un corredor encajonado y un bosque que agotaremos hasta llegar al río Sant Nicolau. Al cruzarlo giramos a la izquierda y en medio kilómetro más o menos aparece el refugio de Estany Llong (1987 m). Desde esta localización se puede "escapar" directamente a Mallafré o Amitges. Es perderse casi lo mejor, ya que lo que encontraremos a partir de ahora dirección sur es de lo más salvaje y solitario de toda la ruta. 
A la mañana siguiente partimos del refugio sigiendo el consejo de su guarda en cuanto a la dirección que seguir para llegar a Colomina, el siguiente punto en nuestro circuito. Tenemos tres opciones desde el Llong. Pasar por la collada de Dellui, por el col dels Gavatxos, o por un collado entre estos dos que se llama Cubieso (2740 m) y que es muy cómodo en iniverno. Al estar muy bien trazado seguimos su recomendación que a la postre fue buena (mirar track).
Al fondo el Collado de Cubieso y más a la izquierda  destaca el Tossal de la Montayeta.

Desde este collado esquiaremos rectos al sur 450 metros evitando unos escarpes a nuestra derecha y en dirección a varios lagos que aparecen justo debajo de nosotros. De entre todos ellos, destaca el último. El larguísimo Estany Tort (2286 m) que atravesaremos por su parte central a traves de sus más de dos kilómetros de longitud. Una pasada.
En el inmenso Estany Tort. Al fondo en el centro de la foto, el collado pequeño y más alto es el de Cubieso.

Al final del lago, salimos de él por su derecha y remontamos unos pocos metros hasta dar con un cartel que nos indica que estamos a 20 minutos de Colomina (2415 m). Unos metros de suave ascenso hacia la izquierda y llegamos al refugio.
Llegando a Colomina -centro de la foto-

Este refugio es el único del parque que encontramos sin guardar. Nos asomamos a su zona libre, comprobando que está perfectamente equipada. Literas, mantas, mesa, estufa de gas etc. Con unos ventanales enormes al sur que daban ganas de quedarse.
Las zonas libres de los refugios cumplen con creces su cometido

Estamos en el punto más al sur de toda la travesía. A partir de ahora, viraremos al sureste en busca del refugio José María Blanc.
Vista al sur del pantano de Sallente desde las inmediaciones del refugio Colomina.

Ahora debemos salvar unos 250 metros hasta el col de Saburó. Para ello salimos rectos detrás del refugio y cruzamos los estanys de Colomina y de Mar. Este último lo cruzamos hacia el este en un principio, dirección al pic de la Mainera. Después giramos 180 grados bordeando el contrafuerte que al norte delimita el estany de Saburó, que es donde debemos dirigirnos (mirar track).
Cruzando al este el estany de Mar con el pic de la Mainera de frente. Nada más salir del estany giramos oeste hacia el pas de L´Ós y estany de Saburó.

En la foto de abajo vemos frente a nosotros el col de Saburó (2667 m) y el estany homónimo. Estamos en el pas de L´Ós. Un flanqueo a media ladera y unas zetas y estaremos en el último alto del día.
Desde el col de Saburó esquiaremos al noreste en busca del nuevo refugio. Evitaremos a media ladera los estanys del Cap de Port y el estany Negre.
Esquiando hacia el José María Blanc, sobre los estanys del Cap de Port 

Los últimos metros los hacemos sobre el estany Trullo, justo antes de llegar al espectacular emplazamiento donde se ubica el refugio de José María Blanc (2325 m). En él pasaremos la noche, recuperando para la larga jornada del día siguiente. Comentar que en los últimos 35 kilómetros nos hemos encontrado únicamente con un solo esquiador. Esta zona oeste- suroeste del parque es la menos transitada... una maravilla.
Refugio José María Blanc.

El Blanc cuenta hasta con señal wifi.

Partimos a la mañana siguiente de este estupendo refugio, con ánimo para intentar llegar hasta Colomers y hacer una última jornada corta, a la que habrá que sumar un largo viaje de vuelta a casa.
En principio volvemos al estany Trullo y mirando al oeste cogemos como referencia los montes de Peguera y a su derecha el pic de Monestero. Entre ambos se conforma un collado que será punto de paso en nuestro tránsito y al cual nos dirigimos. 
Iluminados por los primeros rayos el pic de Monestero y el pic de Peguera. Entre ambos debemos pasar.

Una vez en el collado del Monestero (2715 m), se abre ante nosotros una gran pala y a su izquierda abajo, se intuye un valle. A través de el y en un largo descenso de 800 metros de desnivel deberíamos llegar al refugio de Ernest Mallafré.
Esquiaremos por la primera pala de unos 45 grados. Después hacia la izquierda por palas y medias laderas también pindias, para llegar al fondo del valle donde pierde inclinación el terreno. Más adelante nos adentraremos en el cerrado bosque de Fangassals que nos ralentizará la marcha. Al final de él y cogiendo una pista, vemos a nuestra derecha el refugio Ernest Mallafré (1885 m).
Seguimos dirección norte, dejando a nuestra izquierda el Lago de San Mauricio y salimos pronto a una marcada pista que nos llevará sin perdida al siguiente refugio, el de Amitges. 
Els Encantats. Emblema del parque a los pies del Lago de San Mauricio.

Indicar que al tener tan cerca el parking que sube de la cercana localidad de Espot, en esta zona volvemos a ver gente, después de dos días solos. Entre Mallafré y Amitges, sin duda será de lo más transitado.
Solo hay que seguir las múltiples huellas para llegar al nuestro siguiente destino. ¡Y qué destino!
Refugio y agujas de Amitges. 

Pasamos del largo el refugio (2380 m) y dejamos las famosas agujas a la izquierda -norte- según avanzamos. Un repecho y una larga media ladera nos deposita en el amplio collado que se forma al noreste de la tuc de Ratèra. Es el port de Ratèra. Ahora debemos esquiar totalmente al norte ya que si nos desviamos por las huellas que se orientan al noroeste, llegaríamos directamente a Colomers saltándonos el pequeño refugio de Saboredo.
Port de Ratèra, 2560 m.

Este descenso es muy bueno y nos deja en unos pequeños estanys a la izquierda de Saboredo, situado unos pocos metros por encima. Ahora, a nuestra Izquierda aparece otro viejo conocido; la Tuc Gran de Sendrosa de 2703 m. Esta montaña nos servirá de referencia, ya que la bordearemos por su flanco este para ir girando poco a poco hacia el oeste hasta dar vista al collado de mismo nombre. Una vez en el, una esquiada muy divertida por una sucesión de lomos nos lleva en busca de nuestro último refugio de la jornada; Colomers.
Esquiando hacia el oeste desde el còth deth Tuc Gran de Sendrosa

Conviene bajar mirando de reojo el altímetro o gps y no enfrascarnos en una esquiada disfrutona que nos lleve más abajo de lo deseado. Hacia los 2150 metros de altura ir buscando hacia la izquierda -sureste- el bosque que a través de unos "sube y baja" nos lleve hacia el refugio.
Iluminada por el sol la estupenda pala que baja del collado de Sendrosa,  que nace a la derecha del Tuc de Pishader, la montaña que se aprecia en la foto.

Superada una zona ligeramente caótica formada por un montón de pequeños lomos y varios lagos, vemos el refugio antiguo al otro lado de una presa que cruzamos. En diez minutos a media ladera llegamos al refugio de Colomers (2142 m), tras una larga y preciosa jornada.
Últimas luces sobre el Tuc Gran de Sendrosa y el nuevo refugio de Colomers

Nuestra última tirada comprendera la vuelta al refugio de la Restanca. Saliendo por detrás del refugio se coge un vallecito a izquierdas que nos deja en un pequeño lago donde habrá posiblemente bifurcación de huellas. Tomar las de la derecha ya que las contrarias se dirigirán a la tuc de Llucía.
Una vez superado un pequeño collado, damos vista a un segundo que es el pòrt de Caldes. Desde éste último ya vemos el Montardo y las imágenes vuelven a ser conocidas para nosotros.
La punta blanca de la izquierda es la tuc des Monges. En primer plano, el Montardo

Esquiamos hacia el oeste y pasamos por el estany des Mangades y bordeamos el de Monges para volver al collado d´Oelhacrestada tres días después. Muy buena esquiada hasta el lac deth cap deth Pòrt y bajada a la Restanca mejor por la derecha, evitando las duras palas que bajan directas al embalse. 
Una de las últimas bajadas. Hacia el cap deth Pòrt

Tras bajar a la pista de Artíes, podemos esquiar por el camino hasta el coche completando de esta manera nuestros Carros de Foc en invierno. Nos vamos llenos y satisfechos, habiendo cumplido con creces las buenas espectativas que nos habíamos creado.
Esta actividad la compartí con mi compañero Rafa Caballero.

Jose Tascón, febrero de 2017.





No hay comentarios:

Publicar un comentario